Isla de Margarita









Es una tierra mágica por sus paisajes y hermosos contrastes, donde se conjugan en perfecta armonía el mar, los valles y las montañas. Cada uno de ellos capaces de transmitir por sí mismos ese misterio de embeleso. Un atardecer marino que combina infinitos colores, una bola de fuego que se sumerge en el horizonte, que guarda para sí los mitos, leyendas, relatos y fantasías que le contaban sus abuelos.

Sin pasaporte y en tu misma moneda, disfruta de casinos, hoteles 5 estrellas, discotecas, cocinas internacionales, nuevos centros comerciales, sitios históricos, tiendas de renombre, campo de golf, centros acuáticos, playas paradisíacas, todo esto y más espera por ti.

Las aves remontando su vuelo y el hombre surcando el mar infinito y alrededor la naturaleza, todos nacidos de la diversidad han contribuido a las diferencias que integran la vasta geografía venezolana, tipos humanos bien definidos. Es así como el neoespartano se ha caracterizado por su sencillez y trato amable. Es conversador y tiene gran habilidad para los trabajos artesanales, para la música y el trabajo al aire libre.

Su mundo gira alrededor del mar, de allí su gran habilidad en la pesca artesanal y en la practica de deportes acuáticos, aunque también son fanáticos del béisbol y el basketball, son muy amigables y disfrutan mucho sus ratos libres jugando domino y trucos con sus allegados. El margariteño ama su tierra y guarda celosamente sus costumbres y tradiciones.